Recomendaciones para cuidar tus dientes en Navidad



Con la Navidad pisándonos los talones, una vez más toca alertar de la peligrosidad de esta época del año para nuestros dientes. Los dulces, el marisco, los licores, etc. llenan nuestras mesas y las consultas de los odontólogos estos días, debido al mayor número de urgencias y de consultas que se generan.


Los excesos y el cambio de hábitos son dos malos aliados cuando se trata de mantener la salud bucodental. A continuación, se repasan las medidas que deberán tenerse en cuenta para no tener que lamentarse.


Moderar el consumo de azúcar es un punto clave. No son días de prohibiciones, pero si pueden elegirse los dulces, las bebidas azucaradas o las bebidas alcohólicas menos perjudiciales, puede realizarse un consumo moderado de los mismos y puede evitarse su ingesta entre comidas, mucho mejor.

¡Cuidado con los famosos «dulces sin azúcar», porque pueden contener fructosa u otros edulcorantes que pueden ser también perjudiciales!


Vigilar la ingesta de alimentos duros es otra de las recomendaciones. El turrón de Alicante, compuesto mayoritariamente de almendra, miel y clara de huevo, sería el recomendable por su bajo contenido en azúcar, pero hay que ir con mucha precaución, porque puede lastimar empastes, coronas, carillas, prótesis, tratamientos de ortodoncia o incluso dientes sanos. Igualmente, si se apuesta por el marisco, deberán usarse los utensilios adecuados para partirlo. ¡Los dientes no deben utilizarse como herramienta!


Usar el aceite de oliva al cocinar o aliñar las comidas puede convertirse también en un excelente aliado. Sin olvidar las importantes propiedades beneficiosas que tiene para la salud general, en este caso se destaca la película protectora invisible que el aceite deja sobre los dientes, lo que los protege de la caries y del desgaste dental.


Incluir queso en la dieta navideña, que estimula la producción de saliva, equilibra el pH de la cavidad oral (amortiguador del ácido) y reconstruye el esmalte dental, sería otra recomendación que debería considerarse. ¿Qué tal una buena tabla de quesos como postre?


Y, por último, pero no por ello menos importante, mantener una higiene bucodental adecuada será fundamental para evitar dañar la salud de la cavidad oral. No debemos olvidarnos de cepillarnos los dientes después de cada comida principal, y, sobre todo, antes de irnos a la cama, durante un mínimo de 2 minutos y con un cepillo que esté en buenas condiciones. Comer fuera de casa, las largas sobremesas o el trasnochar no debe utilizarse como excusas para dejar de hacerlo. Llevar encima un pequeño neceser que incluya un cepillo de viaje o, como mínimo, si no hay un importante problema de acumulación de gases, masticar goma de mascar sin azúcar después de las comidas, para estimular la producción de saliva y neutralizar los ácidos de la boca, pueden ser dos excelentes soluciones.


Y no olvidemos hacer una visita de control con el odontólogo, que permita detectar a tiempo cualquier problema que pudiera aparecer y tomar las medidas oportunas para evitar daños mayores.


Fuente: blogsaludbucal.es

10 views

 Avalados por 

CLÍNICA DE ORTODONCIA PIEDRAS NEGRAS

MX: 01 (878) 782 1034 / USA: (830) 421 0029

Teran Pte. #103, Piedras Negras, Coahuila, México, CP 26000

 Avalados por 

©2018 Clinica de Ortodoncia.